La relación de los niños con la naturaleza en la escuela infantil de Hortaleza, Madrid es parte fundamental del proceso de aprendizaje y de su desarrollo como personas. El 43% de los niños viven en ciudades. Este proceso de urbanización conlleva una desconexión entre personas y medio natural que nosotros consideramos inaceptable.

Las evidencias empíricas registradas hasta el momento apuntan a que el contacto del niño con la naturaleza es altamente beneficioso, obteniéndose mejoras físicas, psicológicas y emocionales. Desde Mi Primer Cole vamos a analizar cada uno de estos tres factores.

Los estudios realizados determinan que los niños que se relacionan habitualmente con la naturaleza, residiendo en lugares cercanos o en colegios rodeados de árboles y agua, sufren menor riesgo de sobrepeso; por tanto, la influencia en el físico existe. 

En segundo lugar cabe subrayar los beneficios psicológicos que el contacto con la naturaleza tiene para la población infantil, ya que ayuda a los pequeños a gestionar mejor los eventos estresantes cotidianos, tales como una riña entre padres, lo cual mejora significativamente su bienestar. Además, les ayuda a entenderse y a amarse a sí mismos lejos de superficialismos. 

Finalmente, y no por eso menos importante, el contacto con la naturaleza influye positivamente en la conexión emocional que los niños sienten con ella, repercutiendo en el respeto hacia animales y plantas que se verá extrapolado al respeto hacia el prójimo en general y a la preocupación por la salud del planeta en particular.

Con todo ello, acudir a una escuela infantil en Hortaleza, Madrid que ofrezca a tu hijo esta posibilidad de desarrollo es la mejor de las opciones.