La Ley de La Conciliación de la vida familiar y laboral estableció que las cantidades que las empresas dedican a la asistencia y  Educación Infantil 0-3, en Centros Autorizados de Educación Infantil tienen unas condiciones fiscales favorables. Así la empresa pagadora se beneficia de una bonficación del 10%, mientras que las cantidades que recibe el empleado por este concepto están exentas en el IRPF y por lo tanto en la Declaración de Renta Anual.
Estas ventajas se pueden gestionar directamente por la empresa pero en la mayoría de los casos se utilizan los servicios profesionales de gestoras especializadas como Sodexo, Edenred ó Cheque Up.
Conviene que los padres con niños en estas edades se pongan en contacto con los departamentos de recursos humanos para gestionar las mayores ventajas posibles.

Publicado: 20 de Octubre de 2016 a las 18:52